Consejos

Dieta BARF: pros y contras de esta dieta para perros

A muchos perros les sientan mal los piensos comerciales y los alimentos procesados, por lo que sus dueños se plantean la posibilidad de probar con la dieta BARF.

Esta dieta significa, en castellano, Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada. Está basada en el consumo de alimentos naturales y sanos y, sobre todo, cotidianos. Son carnes, pescados, frutas y verduras que están libres de químicos y otros compuestos artificiales, como sí sucede en los piensos comerciales que compramos en los supermercados.

Se compone en un 60-80% de carnes, incluidos huesos carnosos, pese a que el mayor índice de porcentaje vendrá marcado por la carne magra y la carne blanca, que tendrá mayor presencia en la mezcla. El 20-40% se referirá a frutas y verduras, aunque también podrán incluirse huevos o vísceras en este porcentaje, aunque sólo de manera ocasional.

Pros de la dieta BARF para perros

Perros más enérgicos y sanos

La dieta BARF tiene una gran cantidad de ventajas para los perros, como es el caso de que aumenta su energía de manera exponencial, al tener un aumento de proteínas necesarias. Además, su longevidad se verá alargada, ya que no estará expuesto a la ingesta de químicos y al procesamiento propios de los alimentos comerciales. Tendrá menos problemas de salud, también como consecuencia de no tomar alimentos procesados, por lo que notarás un ahorro en cuentas de veterinarios y, mucho más importante, pasarás menos tiempo preocupado por su salud.

Este tipo de comidas suelen agradar a los perros mucho más que los piensos del supermercado, por lo que liberará más endorfinas y su estado de ánimo mejorará y, en consecuencia, también su vitalidad. Por otro lado, precisamente por el gusto que desarrollará por la dieta barf, tu perro tendrá un mayor apetito, motivado por la variedad de alimentos, algo que no ofrecen los piensos.

Ventajas de carácter físico

Tras unas cuantas semanas siguiendo esta dieta, podrás observar que el pelaje de tu perro es mucho más sano, fuerte y brillante. Además, será más sedoso y aguantará limpio más tiempo, ya que tu mascota no exudará por los poros de su piel los químicos de la comida. Esto también implicará que su olor corporal se reducirá de manera significativa, un detalle que resulta molesto especialmente en los perros de mayor tamaño.

Por otro lado, los dientes estarán más limpios y libres de placa, lo que hará que sean mucho más fuertes. Además, el mal aliento será algo de lo que no tendrás que preocuparte, como seguramente lo hacías con los piensos comerciales.

La dieta BARF también puede mejorar aspectos como sus heces, haciendo que éstas sean mucho menos olorosas y que adquieran una consistencia adecuada.

Contras de la dieta BARF para perros

Por supuesto, no todo son ventajas con este tipo de dieta para perros, sino que también tendrás que estar pendiente del tipo de alimento que le estás dando a tu mascota. Tendrás que asegurarte siempre de que la comida sea de la mejor calidad, contactando con mercados o proveedores si el precio en carnicerías te parece demasiado elevado. Además, es importante que tengas claras cuáles son las proporciones adecuadas que necesitarás poner de cada alimento porque, de lo contrario, tu perro podría acabar desarrollando carencias de nutrientes y vitaminas, haciendo que desarrolle enfermedades que serían fácilmente evitables poniendo el cuidado y esmero que esta dieta necesita.

Por supuesto, necesitarás contar con los mismos cuidados de higiene como cuando cocinas para ti mismo. La recomendación siempre es que seas limpio a preparar su comida, congelando antes tanto la carne como el pescado para eliminar bacterias y parásitos antes de que los ingiera.

Además, siempre tienes que tener en cuenta que los cambios de dieta nunca se deben hacer de manera repentina, sino que necesitarás incluir poco a poco porciones de comida nueva mezclada con su comida habitual, sea pienso o botes húmedos. Se recomienda siempre hacerlo de manera paulatina y muy poco a poco, haicnedo que el proceso dure unas dos semanas, más o menos, para que tu perro no corra riesgos de sufrir trastornos digestivos por un cambio brusco.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter