Consejos

¿Pueden las criptomonedas en el futuro ser una herramienta contra la inflación?

En un momento económico tan complicado como el que estamos viviendo provocado por la inflación, son muchas las personas que buscan opciones para evitar perder poder adquisitivo. Y una de las opciones por las que más se están apostando son las criptomonedas. Gracias a ellas, es más fácil luchar contra la inflación, por lo que se puede decir que son una buena herramienta para evitar perder poder adquisitivo.

Según la opinión de muchos economistas, podemos decir que el efecto inflacionario se anula de manera directa con las criptomonedas. Eso se debe a que hablamos de una moneda de algún modo dura que se adapta a los nuevos tiempos y en consecuencia salta mejor la inflación.

¿Por qué las criptomonedas luchan mejor contra la inflación?

Una cosa está clara, en la gran mayoría de ocasiones, cuando se produce inflación es porque se comienza a imprimir dinero sin control para conseguir que haya liquidez en el mercado. En ese momento, la actividad económica comienza a fluir con rapidez, pero eso puede provocar periodos de inflación importantes. Un ejemplo lo podemos ver actualmente. Los bancos centrales dejaron el precio del dinero a cero y dieron a la “máquina de imprimir dinero”. Eso provocó que la economía se llenase de dinero, pero ahora vemos los efectos secundarios. Cuando la economía se vuelve demasiado líquida, la inflación no tarda en llegar.

Pero con las criptomonedas eso no puede pasar. Eso se debe a que las criptomonedas no tienen una emisión descontrolada. Al ser más cerradas, es más complicado que se pueda producir un episodio de inflación importante y en consecuencia resulta más sencillo controlar la evolución de los precios.

¿Las criptomonedas pueden ser una cobertura contra la inflación?

A pesar de que normalmente se puede decir que sí, dependerá de la criptomoneda que estemos usando. En https://criptan.com/es-es/, expertos en criptomonedas nos comunican que las más importantes como el Bitcoin sí que podrían ser una buena cobertura contra la inflación.

Analizando el mercado de materias primas, nos damos cuenta de que el mercado no ha mostrado un comportamiento tan fiable como en anteriores ocasiones. Eso se ha debido a que los inversores han buscado cubrirse las espaldas del periodo inflacionista de otra manera. Mientras que antes se apostaba directamente por el oro o incluso la plata, ahora se opta directamente por las criptomonedas. Se han mostrado como un valor refugio contra la inflación, a pesar de que su cotización ha tenido en las últimas semanas movimientos importantes.

Lo que sí está claro es que siempre hay que optar por invertir con conocimiento y no hacerlo a ciegas. Y en el caso de optar por criptomonedas, siempre hay que hacerlo a través de empresas serias como Criptan, la cual nos garantiza un buen resultado.

Motivos por los que las criptomonedas ofrecen buena cobertura contra la inflación

Como venimos comentando a lo largo del artículo, las criptomonedas pueden ser una buena herramienta contra la inflación. Pero no todas las divisas digitales ofrecen la misma cobertura. Por ese motivo, siempre se opta por las más fuertes, un ejemplo, el Bitcoin.

Podemos decir que el Bitcoin nos ofrece una buena cobertura contra la inflación porque tiene un suministro limitado y además está descentralizada. Gracias a que se provoca escasez, no se producen episodios de inflación, lo que hace que sean una fuente interesante.

Para comenzar, cuando hablamos de suministro limitado, tenemos que saber que la divisa se ha limitado algorítmicamente hablando a 21 millones de monedas. Eso quiere decir que una vez generadas todas esas divisas, ya no se podrán generar más y habrá que operar con ellas únicamente. Para que te hagas a la idea, a finales del pasado año ya estaban en circulación 18.77 millones de Bitcoin, lo que quiere decir que ya estamos muy cerca de los máximos.

Teniendo en cuenta que la inflación se produce cuando el banco central no para de imprimir billetes, podemos concluir que con el Bitcoin eso no podrá suceder. Eso se debe a que hay una limitación de divisa, por lo que la inflación estaría mucho más controlada.

Hoy en día la inflación se produce porque en los hogares todavía hay margen de subida por un exceso de liquidez. Pero si solo existiese el Bitcoin, al estar limitado no habría exceso de oferta, de aquí que podamos concluir que la inflación siempre estaría bajo control.

Por otra parte, podemos decir que el bitcoin está descentralizado. Eso quiere decir que ayuda a impulsar la resiliencia. El objetivo de este sistema es contar con tantos nodos funcionando por todo el mundo que impida que nadie pueda alternar la política monetaria de la criptomoneda. Al ser una divisa digital, es importante la seguridad y con el Bitcoin se ha demostrado que la misma está asegurada. Además, analizando el mercado nos damos cuenta de que ninguna otra moneda se acerca al Bitcoin hablando dentro de la descentralización.

Uno de los puntos fuertes del Bitcoin es que no existe un líder que controle la divisa. Al no existir, no hay ningún medio de soborno y eso hace que sea un activo digital único. Es verdad que se han lanzado otras criptomonedas, pero el Bitcoin sigue siendo la divisa número uno.

Lo que está claro es que la divisa digital fue desarrollada pensando en el futuro y lo hicieron muy bien. No solo a nivel de seguridad, sino también de estabilidad. En los últimos años fueron muchas las empresas que quisieron cambiar el tamaño del bloque con el objetivo de permitir más transacciones por cada uno de los bloques. Pero los desarrolladores de nodos individuales no lo permitieron y eso le dio un plus de fortaleza al Bitcoin.

Por ese motivo, se ha podido demostrar que incluso las entidades más poderosas no pueden influir cambios en el Bitcoin, de aquí que podamos decir que la resiliencia es una realidad. Si a eso sumamos que el Bitcoin sigue en su senda alcista, podemos concluir que es una buena herramienta para luchar de manera directa contra la inflación.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5