Salud

Las cinco adicciones más comunes en todo el mundo

La adicción es un comportamiento compulsivo hacia una sustancia o actividad que induce placer y disfrute. Es fácil limitar la adicción solo a las drogas y el alcohol, pero las personas también se involucran compulsivamente en actividades como el sexo, los videojuegos y las compras, entre otras. La adicción se clasifica como una condición médica, no como un hábito, y requiere tratamiento, como cualquier otra enfermedad.

Los adictos a una sustancia o actividad a menudo dan más prioridad a su adicción que cualquier otra responsabilidad. Para los usuarios de drogas y alcohol, renunciar puede ser relativamente difícil, ya que experimentarán síntomas de abstinencia que pueden obligarlos a tomar la sustancia nuevamente.

Es importante comprender que se ha vuelto adicto a una actividad o sustancia para poder obtener ayuda antes de que su adicción cause un daño grave a su salud y a la vida en general. Aquí, explicamos las cinco adicciones más comunes de nuestra época y algunas indicaciones para detectarlas en nosotros mismos o en personas cercanas.

Drogadicción

El consumo de drogas es la principal adicción a nivel mundial. Un cálculo estima que el número de drogadictos y adictos, por ejemplo, en Inglaterra es de más de 440,000 y ese número sigue creciendo. Hay muchas drogas a las que una persona puede volverse adicta, desde medicamentos recetados a sustancias sintetizadas ilícitas, la prevalencia del uso indebido de drogas siempre ha sido un problema social.

Adicción al juego

El juego es un pasatiempo, un compromiso recreativo que puede convertirse en una seria adicción para algunas personas. La investigación ha encontrado que la emoción del juego provoca una mayor liberación de dopamina en el cerebro. Este químico es conocido por inducir placer y extrema euforia. Como resultado, naturalmente querrá disfrutar de este sentimiento repetidamente y volver al juego como un medio para sentirse feliz.

El juego compulsivo y sin control puede tener serias consecuencias. La persona que sufre esta adicción podría perder mucho dinero y adquirir una gran deuda, además de acabar afectando a la vida profesional y personal de forma muy negativa.

Adicción al sexo

La adicción al sexo es un trastorno por el cual una persona no puede controlar su comportamiento sexual. Los pensamientos y acciones sexuales incontrolables afectan su capacidad para mantener relaciones, mantener empleos y asumir responsabilidades importantes.

La dependencia sexual, el comportamiento sexual compulsivo y la hipersexualidad son otros términos utilizados para la adicción al sexo. La condición también se conoce como satiriasis en hombres y ninfomanía en mujeres.

Si bien todavía existe un debate sobre si la adicción al sexo es una adicción real, se puede producir un gran daño debido a la necesidad compulsiva de participar siempre en actividades sexuales.

Actualmente, y por suerte, cada vez existen más sitios especializados en tratar este tipo de adicciones cómo por ejemplo el centro de desintoxicación AMAS donde tienen una amplia experiencia en esta y en otras adicciones.

Adicción a las compras

La adicción a las compras es un trastorno de comportamiento que se caracteriza por una intensa necesidad por comprar. La investigación ha encontrado que tanto el género como la edad desempeñan un papel en la adicción a las compras.

También existen trastornos mentales coexistentes que a menudo acompañan a este tipo de adicción, incluida la depresión y la ansiedad generalizada. Los estudios han demostrado que un trastorno del estado de ánimo puede convertirse en una adicción a las compras, mientras que el trastorno de compra también puede causar uno o dos trastornos del estado de ánimo.

Adicción al alcohol

La adicción al alcohol explica la mayoría de los casos de dependencia de sustancias. La mayoría de las personas abusan del alcohol y se vuelven adictas a él porque lo ven como un medio para escapar de sus preocupaciones. La adicción al alcohol es mayormente reforzada por la abstinencia. Si se consume alcohol durante un período prolongado y en grandes cantidades, el cuerpo se acostumbrará a su presencia y dependerá de él para su funcionamiento normal. La aparición de estos síntomas es una indicación de que te has vuelto adicto al alcohol.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter