Salud

Cuál es el mejor seguro médico

A pesar de que la sanidad pública es la más predominante en nuestro país y que la misma cuenta con una buena valoración, la verdad es que cada vez son más las personas que deciden contratar un seguro de salud privado. En este artículo, nos vamos a centrar en ver cuáles son las mejores opciones, con el fin de que puedas saber cuál es la mejor opción para ti y tu familia.

Seguro médico sin copagos

Es una de las opciones más contratadas. Si contratas este servicio, debes tener en cuenta que tienes derecho a poder disfrutar de todos los servicios sanitarios que incluya el seguro a cambio de una cuota mensual. Este servicio debe ser ofrecido por la compañía sin límite.

Eso sí, debes tener en cuenta que no todos los seguros son iguales. Antes de contratar la póliza de salud, debes saber que hay unas opciones más completas que otras. Si quieres contratar un buen seguro, te recomiendo que el mismo incluya coberturas como hospitalización, médicos primarios, médicos especializados, pruebas diagnósticas, intervenciones… Es verdad que cuanto más completo sea el seguro, más cara será la cuota. Pero de nada te servirá tener un seguro básico, si en el momento de la verdad no te va a cubrir. Ojo, fíjate bien si hay algún tipo de especialidad limitada, porque últimamente suele ser muy común.

Seguro médico con copago

Si apuestas por esta modalidad, debes saber que como en el caso anterior, tendrás que pagar una cuota mensual para poder disfrutar de sus beneficios. La ventaja de este sistema es que la cuota es más baja, pero a cambio tendrás que pagar una pequeña cifra cada vez que hagas una visita médica. Esta opción es muy recomendable para las personas que no suelen ir al médico, pero si quieren tener la seguridad de tener un buen seguro por si les pasa algo.

Como en el caso anterior, no todos los seguros son iguales en cuanto a coberturas y copagos. A la hora de pagar los copagos, hay seguros que harán pagar una cifra simbólica, como puede ser un euro y otros que te harán pagar una cuota mayor, sobre todo si visitas a un profesional especializado. Ten en cuenta este dato antes de contratar una opción u otra.

Seguro médico baremado

Esta opción es muy parecida a la del seguro médico con copago, pero con algunas pequeñas diferentes.

Con este seguro tendrás que pagar una cuota periódica o prima y además tendrás que pagar parte del coste del servicio médico que disfrutes. La principal diferencia frente al anterior, es que en esta ocasión la prima será mucho más barata, pero a cambio la visita te saldrá algo más cara, ya que tendrás que pagar una parte importante de la visita. Normalmente se suele tarifar al 50%. Esto hace que sea una opción buena si tienes claro que será muy raro que visites al profesional. Y es que si visitas varias veces al médico, esta opción ya no te interesará porque rápidamente el coste se elevará bastante.

Seguro médico de reembolso

Puedo decir que son los seguros de salud más completos hasta el momento. A la hora de contratar este servicio debes tener en cuenta que en el mercado hay dos variables, el mixto y el reembolso puro.

El mixto cuenta con una prima más cara que la segunda opción ya que incluye el seguro sin copagos y el seguro de reembolso. Mientras que la opción de reembolso solo incluye esta opción, de aquí que sea un poco más barato.

La opción de reembolso consiste en que el paciente puede visitar a cualquier médico, es decir, no tiene que visitar a los médicos que la compañía tenga dentro de su cuadro médico. En este caso, el paciente tendrá que pagar parte del coste del servicio y dependerá de la póliza contratada. Normalmente el seguro suele cubrir una cuota del 70% al 100%, aunque dependerá de la póliza contratada. Es importante que te fijes en ese porcentaje para ver si realmente te interesa o no.

Seguro médico sin hospitalización

Esta variedad de seguro se suele decir que es la parte opuesta a los seguros de reembolso. El precio suele ser mucho más barato que el precio de otros seguros porque no incluye la cobertura de hospitalización. Esta cobertura suele ser una de las más caras para los seguros. Si no se incluye, esto hace que el seguro sea mucho más barato. Tampoco suelen cubrir otras coberturas como cirugías o intervenciones que obliguen al seguro a realizar un desembolso elevado. Es decir, solo cubren las consultas más económicas. Es más, dentro de esta opción también puedes contratar la opción de copago o sin copago según tus intereses. Si usas la opción de copago, la cuota mensual será realmente pequeña.

Seguro dental

Esta opción puede contratarse a nivel individual o incluir la cobertura dentro del seguro de salud. Es más, muchos seguros médicos incluyen la cobertura de manera gratuita para atraer a sus clientes.

Si contratas este seguro, debes saber que normalmente este seguro incluye coberturas básicas totalmente gratuitas y coberturas con copago. Dentro de los tratamientos gratuitos, se suele incluir cosas como limpieza de boca, revisiones o incluso extracciones. Mientras que el resto de las coberturas suelen ser de copago. Es decir, el seguro pagará una parte del coste de la intervención dental, mientras que el resto lo tendrás que abonar tú. Este porcentaje dependerá del seguro, pero normalmente suele ser del 30% al 50%. Lo que si te puedo asegurar, es que si visitas al dentista bastante, este seguro te saldrá rentable.

Consejos para contratar el mejor seguro médico

Tener un seguro médico es cada vez más común en nuestro país, pero no sirve contratar cualquier póliza, sino que es importante fijarse en una serie de pautas para ver si el seguro que vamos a contratar es lo que realmente nos interesa.

Es importante realizar un estudio de lo que realmente vamos a necesitar. Si eres de las personas que suelen acudir al médico bastante, no lo dudes y contratar un seguro sin copago porque te saldrá mucho más rentable. En cambio, si eres de las personas que suelen ir muy poco al médico, entonces puede que el seguro con copago te interese más. Para saber que te interesa más, basta con hacer números y rápidamente podrás encontrar la mejor opción.

A la hora de contratar el seguro, es muy importante que consultes el cuadro médico. Así podrás ver si los especialistas que te entran son buenos y te interesan. Puede ser bueno que te entren clínicas de Sanihub, las cuales incluyen buenos profesionales y te aseguran poder disfrutar de una buena atención.

Debes tener en cuenta que muchos seguros incluyen periodos de carencia. Esto quiere decir que una vez que contrates el seguro, hasta X meses no podrás disfrutar de algunas coberturas. Esto se hace para evitar que el cliente contrate el seguro solo para usar las coberturas más caras. Una de las coberturas que suelen tener carencias es las relacionadas con el embarazo. Muchos seguros impiden que las embarazadas pueden usar estas coberturas hasta pasados como mínimo 6 meses.

No pienses que un seguro médico es ilimitado. Piensa que en muchas ocasiones estos seguros cuentan con coberturas determinadas y en algunos casos con límites en ellas. Asegúrate bien antes de contratar el seguro. Y es que una vez firmado, estarás aceptando dichos límites.

Normalmente la aseguradora te exigirá rellenar un cuestionario antes de contratar un seguro para conocer tu estado de salud. Si tienes enfermedades graves, normalmente no te va a cubrir. Eso sí, no intentes engañar al seguro o te descubrirán.

Finalmente debes saber que una buena comparativa de seguros médicos te permitirá encontrar el seguro que estás buscando al precio más económico posible. En este caso debes aprender a elegir entre la mejor opción por precio y por coberturas. Si quieres ahorrar, te invito a contratar el seguro por internet porque los precios son más baratos. Y recuerda, las promociones se acaban, por lo que puede ser una buena opción comparar precios todos los años para pagar lo justo por tu seguro médico.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter