Hogar

Cuál es el mejor tipo de puerta para un garaje

En el mercado hay una amplia variedad de puertas de garaje, pero en este artículo nos vamos a centrar en las más importantes y en las más usadas. Nuestro objetivo es el de conseguir que te sea más sencillo elegir la puerta que más te interese, según tus necesidades.

Puerta de garaje seccional residencial

De las variedades de puertas más demandas del mercado. Este tipo de puertas destacan por estar formadas por un sistema de paneles machihembrados de manera horizontal. Estos paneles se unen mediante bisagras que permiten que se puedan doblar cuando damos al botón de apertura. Esto es posible gracias a que la puerta cuenta con roldadas en los laterales y una guía que permite que la puerta siga su recorrido sin que los paneles se salgan de su posición.

Su funcionamiento es bastante parecido al de una persiana, aunque en este caso la puerta no se enrolla, sino que se pone sobre el techo del garaje. De esta manera se optimiza al máximo el espacio cuando la puerta está abierta. Además, este tipo de puertas permiten aprovechar al máximo el espacio, por lo que el vehículo puede estar muy pegado a la puerta y la misma no le causará ningún daño.

Eso sí, a la hora de elegir este tipo de puerta, debes saber que las puedes adquirir en diferentes formas y acabados, es decir, en cierta manera se podría decir que podrías tener una puerta de garaje a medida. Si te interesan, puedes ver más información en este apartado de puertas automáticas Metal Blinds, donde encontrarás una gran cantidad de opciones entre las que elegir.

Como puedes ver, su diseño y forma hace que sea un tipo de puertas muy usada en los garajes de las viviendas unifamiliares. No solo por su diseño, sino porque es muy fácil de abrir y sobre todo porque su precio no es para nada elevado.

Puerta de garaje basculante residencial

Este es otro de los sistemas más usados en muchos garajes. En este caso, la puerta está sujeta con un muelle de alta resistencia que hace que la puerta quede cerrada o abierta con un simple gesto. En el caso de la apertura, la puerta gira hacia el techo.  Esto es posible a través de las roldanas que se encuentran en el interior de las guías.

Como suele suceder, este tipo de puertas también cuentan con un amplio catálogo de opciones entre las que elegir. Normalmente las puertas blancas son las más predominantes, pero hay muchas más opciones. Eso sí, quiero dejar claro que esta variedad de puertas suele ser más usadas en los garajes comunitarios, tanto por su facilidad de apertura como por su precio. Y es que son más baratas que las anteriores, de aquí que muchas comunidades de vecinos apuesten por ellas para reducir gastos y disfrutar de una buena seguridad.

Puerta de garaje basculante de dos hojas residencial

Es otra de las opciones que hay en el mercado. Este tipo de puerta destaca por estar formada por dos hojas unidas entre sí a través de bisagras. A la hora de abrir la puerta, las hojas se pliegan entre sí. Para ello aprovechan el sistema de contrapesos, lo que está haciendo que poco a poco cada vez tenga más demanda.

La ventaja de este tipo de puerta, no es que sea fácil de abrir, sino que cuenta con una gran robustez que se traduce en una gran seguridad para el vehículo que estamos guardando en el interior del garaje. A esto hay que añadir que son puertas que han sido diseñadas para durar, por lo que se puede decir que son puertas para toda la vida.

En cuanto a diseño, personalmente me gustan mucho, sin olvidar que como en los casos anteriores, las puertas pueden ser adquiridas en diferentes colores y formas. Por ejemplo, actualmente están teniendo mucho éxito las puertas de panel sándwich en las puertas seccionales.

Quiero dejar claro que este tipo de puertas pueden ser manuales como automáticas. En la versión manual, no tendrás que realizar ningún tipo de esfuerzo para abrirla y cerrarla. Aunque como es de suponer, es mucho más cómodo poner una puerta automática a través de esta variedad de puerta. Así abrirás y cerrarás con un solo botón.

Datos a tener en cuenta para comprar la mejor puerta para garaje

Ahora que ya conoces los principales tipos de puertas, es importante que conozcas 3 consejos que te ayudarán a conseguir comprar una puerta de gran calidad.

Para comenzar, es importante que premies la calidad sobre el precio. Ten en cuenta que este tipo de puertas te van a durar muchos años, es decir, la inversión es a largo plazo. Si no quieres tener que cambiar la puerta en poco tiempo, siempre premia la calidad, frente al precio. Es más, te recomiendo comprar siempre una puerta que cumpla con las normativas de calidad y seguridad UNE 13241-1.

Ten en cuenta que cuanto más uses la puerta, más probabilidad tendrás de que se estropee con el tiempo. Si no quieres cambiar la puerta cuando esto suceda, sino que la quieres reparar, lo mejor que puedes hacer es comprar un modelo que te garantice un buen mantenimiento y piezas para la reparación de la puerta. Por este motivo, siempre debes comprar puertas de buena calidad, con marca y con un sistema de instalación realizado por profesionales.

Y no olvides poner la puerta a través de una empresa seria y que te ofrezca una garantía de instalación. Si contratas a un manitas, puede que no te la deja bien puesta y a los pocos meses tengas que llamar a un instalador para que la repare y vuelva a funcionar. Es una tontería tener que pagar dos veces cuando tienes la opción de contratar directamente a un profesional.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5