Consejos

Diferencias entre los audífonos invisibles Intra y RIE

¿Estás buscando un audífono invisible que se disimule en el oído? Entonces debes tener en cuenta que actualmente en el mercado puedes encontrar varios tipos de audífonos que están diseñados para cumplir con esto objetivo y ofreciendo la mejor calidad auditiva. Aunque no todos tienen las mismas prestaciones. A continuación, te explicamos las principales características de los audífonos invisibles más populares. Estos son los audífonos invisibles intra canal y los audífonos invisibles RIE (intra auricular). Pero, en primer lugar, explicamos qué son exactamente los auriculares invisibles.

¿Qué son los auriculares invisibles?

Cuando hablamos de auriculares invisibles no nos referimos a auriculares que han sido modificados con tecnologías futuristas para hacerlos invisibles al ojo humano. Nos referimos a auriculares en cuyo caso su tamaño es tan reducido que pasan completamente desapercibidos por cualquier persona. Es decir, estos auriculares se camuflan en el interior del canal auditivo o detrás de la oreja.

Para ello, los especialistas se encargan de diseñar auriculares a medida para que resulten más cómodos y se ajusten perfectamente en el oído de cada uno. Esto se consigue mediante una técnica que se conoce como impresión del oído en la cual se analiza la forma del mismo y se consigue un molde sobre el cual trabajar con la fabricación del auricular a medida.

Características de los audífonos invisibles RIE

Los audífonos RIE, o intra auriculares tradicionales son los audífonos que van colocados en la parte trasera de la oreja. Lo que diferencia principalmente a este tipo de audífonos frente al resto es que estos audífonos cuentan con dos estructuras que lo componen. Por un lado, tenemos el cuerpo, en el cual se encuentre el micrófono que transforma las señales auditivas en eléctricas y, por otro, el altavoz que se conecta a un cable muy fino y que se coloca en la parte del interior del oído. Este cable suele ser tan fino que pasa desapercibido para la mayoría de la gente.

En el caso de este modelo de audífonos invisibles lo que se consigue es reducir el tamaño de todo el dispositivo en el interior del oído para conseguir disimularlo y que pase totalmente desapercibido. Pero, ¿Qué se hace exactamente? Para llevar a cabo la implementación del auricular lo primero que se hace es elegir el color del cuerpo del auricular para que pase desapercibido ante los ojos del resto de la gente. El cuerpo del auricular —con micrófono y amplificador quedan detrás de la oreja, mientras que el altavoz se queda en el interior del oído—. Normalmente con ello es suficiente para disimular estos auriculares. El pelo también suele servir para que pasen más desapercibidos.

La principal ventaja de estos audífonos es que la sensación de tapado no es muy elevada. Además, son cómodos y el sonido que brindan es muy natural. Las desventajas, no obstante, son que resultan menos efectivas cuando las pérdidas auditivas tienen son de mayor gravedad.

Características de los audífonos invisibles INTRA

Lo primero, antes de pasar a analizar las características de estos auriculares invisibles es saber qué son los audífonos intra canal y cómo funcionan. Los audífonos intra, a diferencia de los anteriores, son dispositivos electrónicos que funcionan acoplados al interior del oído. Es decir, el audífono se compone de una única pieza que va dentro del canal auditivo, por lo que prácticamente resultan invisibles para cualquier persona a menos que se fije con detenimiento. Estos auriculares están totalmente personalizados —como decíamos más arriba—. Es decir, se fabrican según el método de impresión del oído para que se acoplen a la perfección y para que no resulten molestos en ningún caso. Para ello el otorrinolaringólogo toma las medidas del canal auditivo y en base a él se prepara el dispositivo.

Existen varios tipos de audífonos intra canal. Estos son los ITC, los ITE, los CIC y los IIC. Los audífonos que mejor se pueden camuflar y convertir en dispositivos invisibles son los audífonos CIC y los IIC. El CIC resulta el más pequeño de todos estos tipos de audífonos intra canal. A diferencia del resto, este no sobresale ni se queda en la parte externa del oído, se hace prácticamente invisible. El otro tipo de auricular intra canal, el IIC, también resulta de diminutas dimensiones —incluso más que el CIC—. Este último se coloca a la altura del tímpano, por lo que no puede observarse incluso aunque nos fijemos en él. Para poder extraerse, este dispositivo cuenta con un filamento de plástico. Solo hay que tirar de él para poder sacarlo.

La principal ventaja de estos dispositivos intra canal es, sobre todo, por cuestiones estéticas, ya que son tan diminutos y disimulados que nadie podrá enterarse de que los llevamos puestos a menos que se lo digamos. La siguiente ventaja es que en este tipo de dispositivos no se discriminan los sonidos naturales del pabellón auditivo. No obstante, también tiene algunas desventajas. Y es que estos audífonos quedar expuestos a la humedad o al cerumen ya que quedan en el interior del oído, por lo que siempre hay que llevar a cabo una adecuada limpieza de los mismos. Otra de las desventajas es que pueden resultar complicados de poner, sobre todo, los IIC.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter