Tecnología

Los 6 mejores mini proyectores WiFi

El cine siempre supone un plus en cualquier velada, ya sea una cena romántica o una fiesta con amigos. Poder disponer de un proyector con una conexión fácil, que no dependa de cables, y que nos permita proyectar todo lo que queramos en cuestión de segundos, es una ventaja con la que necesitamos contar. La mayoría de los proyectores tradicionales son bastante aparatosos, tanto por su tamaño como por su funcionamiento, de ahí que un proyector que, además de ser pequeño, cuente con conexión Wi-Fi, puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza sin tener que renunciar a nada. Si estás buscando un proyector práctico, sencillo e increíblemente útil que te permita amenizar cualquier evento, lo encontrarás en esta lista de los 6 mejores mini proyectores Wi-Fi.

Mini proyector HD de bolsillo de A&C

El mejor modelo en cuestión de transportabilidad es este diseño de A&C. Como proyector portátil es perfecto precisamente porque su tamaño es idóneo, ya que cabe en una mano sin problemas y puede guardarse en cualquier bolsillo. Pese a ser tan pequeño, te aporta una calidad de imagen de 1080p, por lo que tus películas, vídeos o fotografías se proyectarán a la perfección. Cuenta con entrada HDMI y USB como entradas físicas, y puedes cargarlo a través del móvil en caso de no tener batería una vez fuera de casa. Su conexión inalámbrica Wi-Fi te garantiza la máxima comodidad a la hora de proyectar series o películas, y cuenta con una función Keystone que ajusta automáticamente la imagen para que puedas disfrutar desde el primer minuto. La única pega que le veo es el precio, ya que lo encuentro bastante caro y no será difícil encontrar un modelo más asequible, pero presenta unas prestaciones de muy buena calidad.

Ver en Amazon

Proyector portátil con touchpad de Aodin

Una de las mayores ventajas de este modelo es que cuenta con un touchpad que te permite utilizar el aparato de manera mucho más intuitiva, además de que, gracias a su conexión Wi-Fi, te permite instalar en el propio proyector aplicaciones como Netflix, YouTube o HBO. Proyecta una imagen de 1080p, aunque se también compatible con películas 4K, claro que no disfrutarás de esa calidad de imagen. El producto incluye un control remoto para poder manejar el proyector a distancia, como si de una televisión misma se tratara, y cuenta con una entrada física HDMI para poder conectar consolas y así también poder jugar en una imagen mucho más ampliada. Tiene unos colores muy vivos y una calidad de imagen muy decente, aunque precisamente por ello es uno de los productos más caros en esta categoría.

Ver en Amazon

Proyector portátil con corrección inteligente de TOPQSC

Toda la superficie de este proyector supone una pantalla táctil para que puedas manejarlo de la manera más fácil e intuitiva posible. Es ultraligero, por lo que es muy cómodo de transportar, e incluye un pequeño trípode para poder elevarlo y facilitar la proyección. Cuenta con altavoces incorporados, aunque siempre es recomendable recurrir a unos externos, y no hace falta enchufarlo porque funciona con baterías de litio recargables. Su corrección trapezoidal inteligente hace que el propio proyector ajuste automáticamente la imagen para que se vea a la perfección en cualquier pared, y puedes proyectarlo a una distancia de hasta 2 metros. Cuenta con múltiples entradas, más allá de su cómoda conexión Wi-Fi, ya que cuenta con HDMI y USB para poder conectar aparatos como cualquier consola o portátil, ampliando así tu abanico de posibilidades.

Ver en Amazon

Mini proyector Full HD de H96 Max

Un llamativo diseño y una calidad de imagen Full HD hacen de este modelo otra opción fetén para amenizar cualquier velada. Su compatibilidad con Android e iPhone, y su conexión Wi-Fi, te ofrecen un abanico muy amplio de posibilidades para poder ver series o películas en streaming con la mayor comodidad, y su pequeño tamaño hace que su transportabilidad sea muy cómoda. Cuenta con múltiples entradas tanto físicas como inalámbricas, ya que cuenta con conexión Wi-Fi y Bluetooth, así como entradas HDMI, USB y para tarjeta de memoria, por lo que no tienes restricciones a la hora de proyectar lo que tú quieras. Es necesario enfocar manualmente la lente, por lo que tendrás que prepararlo antes de poder utilizarlo, y aunque cuenta con un altavoz no es especialmente bueno. Aun con todo, presenta una relación calidad-precio muy buena, y si cuentas con altavoces externos esta opción me parece una de las más inteligentes.

Ver en Amazon

Mini proyector DLP portátil de ExquizOn

Este modelo destaca principalmente por su innovador diseño. Donde la mayoría de los proyectores presentan un diseño rectangular y plano, ExquizOn apuesta por una forma circular fácilmente plegable que aporta movimiento y elegancia. Querrás presumir de él tanto fuera como dentro de casa. Al conectarse por Wi-Fi puede acceder a cualquier dispositivo como smartphones o tablets, permitiéndote así proyectar lo que tú quieras. Tiene el tamaño perfecto para transportarlo con comodidad, y cuenta con un diseño funcional e intuitivo. Incluye un trípode gratis con una rotación de 360º, lo que facilita su colocación para proyectar en cualquier dirección, y la batería, además de poder recargarse rápidamente en cualquier fuente de energía, puede durar hasta tres horas. Se puede conectar a múltiples aparatos gracias a sus entradas, ya que cuenta con puertos tanto por vídeo como para sonido, aunque tiene incorporado un altavoz de reducción de ruido.

Ver en Amazon

Proyector inalámbrico mini de Didar

Una de las opciones más asequibles en esta categoría es este bonito y práctico modelo de Didar. Si bien cuenta con entradas físicas de HDMI, USB o VGA, entre otras, su conexión Wi-Fi y su compatibilidad con smartphones ponen a tu alcance el poder proyectar lo que estés viendo de la manera más cómoda, fácil y rápida sin tener que recurrir a cables y a procesos más aparatosos. El brillo de la imagen es espectacular, y pese a su precio te garantiza una calidad de 1080p en todas sus proyecciones. No presenta ángulos muertos, por lo que puedes disfrutar de la imagen completa sin fugas de luz, y su imagen es nítida y brillante independientemente de la distancia a la que sitúes el proyector. Una opción más sencilla y asequible, pero con propiedades que nada tienen que envidiar a marcas más reconocidas.

Ver en Amazon

Por qué optar por un mini proyector Wi-Fi

El mundo audiovisual ha comenzado a avanzar a pasos agigantados de la mano de las nuevas tecnologías, y hoy en día, las películas, las series o incluso los vídeos caseros se han convertido en parte intrínseca de nuestra rutina y en una forma de ocio muy común. Pocos son los que no siguen series hoy en día, y hay algunas que se han hecho tan populares que se crean eventos y fiestas espectaculares para poder disfrutar del último capítulo, como el fenómeno Juego de Tronos o las temporadas de Stranger Things. Además, plataformas como Netflix, que no solo reproducen en streaming, sino que también producen contenido, han puesto a nuestro alcance el poder disfrutar de este renovado hobby de manera mucho más rápida, cómoda y con mayor calidad. Los proyectores nos permiten llevar este ocio todavía más allá, y no atenernos únicamente a nuestras televisiones o dispositivos con conexión, ya que un proyector es la forma más cómoda de poder disfrutar en cualquier lugar, con buena calidad y en grande, de nuestras series o películas favoritas.

Ahora bien, no cabe duda de que el ocio multimedia o audiovisual pisa fuerte desde Internet, y somos mayoría los que necesitamos una conexión estable para disfrutar al máximo de él. Es por eso por lo que, desde mi punto de vista, un proyector Wi-Fi es la mejor opción. Los proyectores tradicionales son más aparatosos, especialmente por sus limitaciones, y su evolución era de esperar. Un proyector Wi-Fi inalámbrico te permite ver tus series o películas en plataformas como Netflix, HBO, Prime o YouTube con la máxima comodidad y sin tener que recurrir a cables o entradas físicas, incrementando así no solo su calidad de imagen sino también su portabilidad.

Lo que me lleva al transporte y, consecuentemente, al tamaño. Un proyector tradicional cuenta con un tamaño y un peso mucho mayor, y no es nada fácil transportarlo. Como has podido ver en esta selección de los 6 mejores mini proyectores Wi-Fi, estos productos te ofrecen un tamaño perfecto para poder llevarlos a donde quieras, ya que la mayoría caben perfectamente en un bolsillo. Son perfectos para poder amenizar veladas tanto en interior como en exterior, porque otra ventaja que presentan es su funcionamiento mediante batería y no mediante enchufe, lo que te permite proyectar fuera de casa sin limitaciones de ningún tipo, exceptuando la durabilidad de la batería. Si te haces con una batería portátil, un mini proyector Wi-Fi puede ser tu mejor aliado en múltiples eventos: desde cenas hasta fiestas, hasta eventos específicamente pensados para ver el nuevo capítulo de tal o cual serie. Y no es necesario utilizarlo únicamente para socializar, también es perfecto para tener cine en casa y poder disfrutar de una pantalla mucho mayor en la que ver películas o en la que jugar a videojuegos.

Se trata de un producto que, más allá del precio en algunos casos, no presenta desventajas, ya que es versátil y práctico. No puedes prescindir de un proyector de este tipo si eres un cinéfilo, y mucho menos si tus amigos también lo son.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter